Mehuín y la Aprobación del Ducto de CELCO

8 04 2010

Ma. de los Angeles Alliende[1]

Natalia Caniguan[2]

Producto del terremoto ocurrido en nuestro país, han quedado relegadas a un segundo plano una serie de noticias que han acontecido estos últimos días, una de ellas y de gran importancia es la Aprobación por parte de la Corema de la región de Los Rios, de la instalación del Ducto que vertirá los desechos de Celulosa Arauco al mar en las costas de Mehuín. Dicha votación se realizó días previos al cambio de mando presidencial en nuestros país, dentro del ajetreo que aquello implicaba y el terremoto que se sucedió unos días después nadie se ha preguntado qué pasa con dicho proyecto, por qué tanta premura de realizar la votación antes de que asumiese el nuevo gobierno y finalmente que está ocurriendo hoy en día en la zona de Mehuín y principalmente Mississippi donde se encuentra el Movimiento por la Defensa del Mar, el gran opositor de esta obra.

El día 23 de Febrero pasado, se llevó a cabo la votación que decidiría el futuro de la instalación del ducto de Celco en las costas de Mehuin, en dicha ocasión, la Corema de la región de Los Ríos encabezada por el Intendente de la Región de Los Ríos; compuesta por Consejeros regionales, Gobernadores de las provincias de los Ríos y diversos Secretarios Regionales Ministeriales (Seremi); aprobó el cuestionado proyecto llamado “Sistema de Conducción y Descarga al mar de Efluentes Tratados de Planta Valdivia” de la empresa CELCO. Los integrantes de la comisión medioambiental votaron a favor del proyecto a pesar de las observaciones hechas por los servicios públicos frente al dudoso estudio de impacto ambiental presentado por la empresa y a las consecuencias medio ambientales y sociales que este proyecto de enorme envergadura tendrá.

El resultado de la votación de ese día fue de 11 votos a favor y 6 en contra del ducto, el desglose de votos los podemos ver a continuación:

A favor: Alejandro Larsen (Intendente); Cristhian Cayuqueo (Gobernador de Valdivia); Nelson Bustos (Gobernador de Ranco); Herman Urrejola (Director Regional de la CONAMA); Claudio Mansilla (Consejero Regional RN); Rubén Delgado (Consejero Regional UDI); Boris Olguín (Secretario Regional MOP); Laura Ramírez (Bienes Nacionales); Julio Zerech (Secretario Regional de Minería y Energía); Francisco Ojeda (Secretario Regional de Vivienda); Javier Parra (Secretario Regional Agricultura)

En Contra: Italo Martínez (Consejero Regional PS); Héctor Pacheco (Consejero Regional DC); Enriqueta Beltrán (Secretaria Regional Salud); Guillermo Quiroz (Secretario Regional Economía); Pablo Agüero (Serplac); Edwin Rosas (Secretario Regional Transporte)

Ese día se sucedieron una serie de disturbios luego de la sesión de votación. Los dirigentes y miembros del Movimiento por la Defensa del Mar, opositores a dicho proyecto, preparados pero no resignados frente a tal resolución, disponen medidas para esta nueva etapa del conflicto. En los últimos días han presentado un recuso de protección en la corte de apelaciones de Valdivia cuestionando la resolución de calificación ambiental. Se argumenta que la RCA no respeta los derechos indígenas estipulados en el convenio 169, entre ellos el derecho a consulta en el caso de proyectos del tipo. Además la resolución pasa por alto la ley 20249 que “crea el espacio costero marino de los pueblos originarios”, actualmente en trámite.

Por otro lado, se argumenta desde la oposición al proyecto, que el trazado que seguiría el ducto desde la planta hasta el mar, extensión de 36 Km, pasa por territorio mapuche donde también existe oposición. Así, los defensores han debido trasladar la vigilancia del mar, que se hizo varios años buscando evitar la toma de muestra por parte de Celco, a la vigilancia de sus tierras, evitando así los trabajos necesarios para la construcción del ducto. En este contexto han ocurrido una serie de enfrentamientos que han afectado a hombres y mujeres de las comunidades lafkenche El convenio de “Colaboración y Asistencia Recíproca” firmado el 2007 entre los sindicatos de pescadores de Mehuín y la empresa de celulosa, estipula millonarios pagos a los pescadores a cambio de la colaboración en las etapas que debe seguir Celco para llevar a cabo su proyecto. Esta colaboración no es definida con claridad y ha generado, y continúa haciéndolo, la división y violencia al interior de la comunidad de Mehuín y alrededores.

Sin duda que todo lo acontecido es solo el inicio de un nuevo proceso de enfrentamientos y conflictos entre Celco, quienes apoyan su presencia y los opositores al ducto. Estamos frente a una situación que debemos observar y estar atentos a los hechos que se vayan sucediendo.

A continuación presentamos los comunicados redactados por el Comité de Defensa del Mar a raíz de los sucesos mencionados[3]

DECLARACION PÚBLICA

Maiquillahue, Mehuin 26 de febrero de 2010

DESPUES DEL CHACOTEO DE LA APROBACION DEL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL PARA LA CONTAMINACION DEL MAR POR LA COREMA DE LA REGION DE LOS RIOS, EL COMITÉ DEFENSA DEL MAR DECLARA LO SIGUIENTE:

Nada nuevo en la decisión de la Corema de los Ríos, nada nuevo para la defensa del mar. No hay espanto ni ataques de histeria por la función circense del representante del gobierno que alineó a sus súbditos a votar a favor de la contaminación del mar, pero inesperado de la desobediencia de parte de los secretarios ministeriales y consejeros regionales que rechazaron el mandato a respaldar al criminal ambiental, Celco Arauco.

El Comité Defensa del Mar, ha denunciado en forma permanente la voluntad política de los sucesivos gobiernos de la concertación, fieles representantes de los intereses de las multinacionales, de lo que el pueblo en general se hastió a tal punto de no renovarle los votos, castigándolos con la herramienta mas eficaz en las urnas en la elección presidencial.

Nada nuevo refleja el respaldo de la Corema de los ríos al único responsable de los mas grandes desastres ambientales y sociales del país, la empresa Arauco y constitución s.a. La Comisión Regional determinó acabar definitivamente con el medioambiente y los recursos naturales en una misma comuna, de la naciente región de los ríos, la comuna de Mariquina, y los lugares aledaños, precisamente a los territorios habitados por las comunidades indígenas lafkenche, habitantes de los territorios costeros marinos antes del estado de chile, y que su estrecha relación tierra y mar, es una perfecta relación, espiritual, alimenticia y de la utilización de los recursos naturales en forma armónica con el medioambiente. Pero no nos desgastaremos en explicaciones ni tratando de abrir los ojos al que no quiere ver, que es el peor de los ciegos.

Vamos ahora derecho a la dificultad de Celco y su ducto. Las Comunidades indígenas lafkenche de la comuna de Mariquina junto al comité defensa del mar se adelantaron en el trámite de un área de protección hasta las doce millas para la administración de los recursos naturales y pesqueros , lo que de partida dificultó las concesiones marítimas solicitadas por Celco, requisito necesario para internarse con el ducto en el mar, por lo cual la forestal tiene solo una salida, y ésta corresponde a que los peticionarios se desistan de la solicitud, cuestión que aleja definitivamente la construcción del fatídico ducto en el mar.

Por lo tanto, en vista de lo anunciado respecto a la comisión regional COREMA, no existe pánico ni histerias, seguimos avanzando en el proyecto de cerrar definitivamente la salida al mar del ducto asesino de la forestal Celco Arauco.

POR TODA LA COMUNIDAD NACIONAL QUE NO ESTA A LA VENTA Y EN CONTRA DE LA CONTAMINACION

Declaración pública del Comité de Defensa del Mar y Asociación de Comunidades sobre el demencial ataque ocurrido en Mehuin.

Mehuin 31 de marzo de 2010

El Comité de Defensa del Mar en conjunto con la Asociación de comunidades Mapuche Lafkenche de la comuna de Mariquina declaran lo siguiente respecto a los hechos de violencia en contra de los que se oponen a la contaminación:
La conducta delictual y de acciones premeditadas de algunos pescadores de Mehuin, que al amparo de la nula vigilancia policial y de la escasa respuesta de la Fiscalía del Ministerio Público de San José de la Mariquina, sigue en una espiral que obedece plenamente a grupos concertados violentistas, es decir en una asociación ilícita.
Los pescadores activistas de Celco Arauco han dispuesto atacar incluso a mujeres como lo fue la agresión de ayer, en que uno de ellos provistos  de un fierro procedió al demencial ataque, por supuesto sin medir consecuencia alguna, lo que puede caber algún grado demencial en la acción, y que son justamente los q son utilizados por Celco Arauco.
La empresa Arauco tiene  la total autoría en todos los hechos violento en la zona costera de Mariquina, desde que ofrecieron los dineros comienza a generalizarse en Mehuin acciones violentas en contra de la Defensa del Mar, llegando incluso a realizarse pagos  para asesinar a dirigentes, quemar la Sede del Comité en la caleta de Mississippi, violencia que incluyó a los niños y ancianos defensores.
Nos preocupa que a Celco Arauco les moleste la presencia de los que no quieren venderse, en especial las Comunidades Mapuche Lafkenche que han puesto a trámite los espacios costeros o áreas de protección marina hasta las 12 millas, impidiendo definitivamente la construcción y paso del ducto. La preocupación es legitima porque Celco-Arauco ha demostrado ser muy violenta que paga para intimidar, y es presumible que presione incluso a quien debe velar por la tranquilidad.
Hacemos un llamado a las autoridades, a preocuparse definitivamente del caso del conflicto en la zona costera de Mehuin, no puede dejarse sin atender a los que son violentados, hacemos un llamado a las autoridades a respetar y hacer cumplir las leyes que dan beneficio al mar a las comunidades y asociaciones de comunidades indígenas, por las que el estado de Chile se ha comprometido internacionalmente.

Comité de Defensa del Mar


[1] Tesista de Antropología Universidad Academia de Humanismo Cristiano, proyecto Fondecyt 1095024 Conmemoraciones y Memorias Subalternas

[2] Antropóloga Universidad Academia de Humanismo Cristiano. Directora CEDERP

[3] http://movimientoporladefensadelmar.wordpress.com/





Informe del Terremoto en Puerto Saavedra

10 03 2010

Natalia Caniguan

Puerto Saavedra aún guarda en su memoria el recuerdo del maremoto que lo asoló y transformó en 1960. Cuando vamos llegando a Saavedra vemos las “Ruinas” que quedan de las casas que en ese entonces eran de colonos asentados en el pueblo, la película La Frontera, también nos retrata ese triste acontecimiento que cambió profundamente tanto la geografía como la identidad de los habitantes de esta comuna.

Todo lo vivido ha marcado a las personas, es por ello que siempre se advierte a la gente que debe estar preparada por el temor constante a que se “salga el mar”. La madrugada del 27 de febrero sacó fuera nuevamente todos estos temores, tras el terremoto que asoló gran parte del país, la población corrió rápidamente hacia los cerros, ya fuese donde está el cementerio o donde se emplaza el hospital, todos huyen con frazadas y algo de víveres, más tarde se bajará a buscar más alimento y aquello que pueda resultar necesario para lo que se viene.

Arriba del cerro se comienzan a armar carpas y ranchos, se sabe que la estadía en ese lugar durará a lo menos un par de días. Una vez que amanece se observa como se están instalando campamentos improvisados sobre el cerro, el pueblo está totalmente vacío, quienes no subieron al cerro se van donde sus familiares en el campo.

No hay luz ni teléfono por lo tanto resulta difícil enterarse de las primeras noticias, no obstante, el canal municipal con sus generadores amplifica las noticias que se están teniendo por televisión, solo así logramos saber la magnitud de lo acontecido, más adelante nos daremos cuenta que los daños ocurridos en Saavedra son muy leves en comparación a lo que ocurre en el resto del país.

Las construcciones de Puerto Saavedra corresponden en su mayor parte a autoconstrucciones, últimamente observamos el emplazamiento de poblaciones de subsidio estatal, al ser construcciones pequeñas, en su mayoría de madera, no notamos a primera vista daños ni casas caídas, el gran drama de este lugar se vivió en la población ubicada sobre el cerro wingkul en el que también se emplaza el nuevo hospital de Saavedra, en dicho lugar se encontraba ubicada una copa de agua de la empresa Aguas Araucclip_image002anía, la cual cayó sobre las casas, provocando el derrumbe de 7 casas y la muerte de una joven junto a su bebé de solo dos meses de edad.

A pesar de todo esto el mayor susto de la gente no se encontraba en los movimientos de la tierra sino en lo que ocurriese con el mar, si bien después de lo acontecido el año 60, donde el terremoto de ese entonces tuvo una magnitud de 9,5 grados, se reconstruyó Puerto Saavedra ocupando zonas más altas, aun es mucha la población que vive cercana al borde del río Imperial o del mar, lo que llevó a que se produjera una rápida evacuación de la población por sus propios medios, ya que tal como se anunció ese día no habría riesgo de tsunami.

El mar en Puerto Saavedra no salió con la fuerza que vimos en otros lugares, si se produjeron marejadas que salieron fuera de los límites habituales en los que está el mar, sin embargo no alcanzó a llegar a las casas, quizás las barreras de contención y la barra de pinos que se instalaron después del maremoto anterior ayudaron a frenar en algo el mar.

Quienes vivieron mayores temores en cuanto a la salida del mar fue la gente que acampaba en el sector denominado Los Pinos, esto es en la barra de arenas que se creó tras el maremoto del 60 y que se encuentra como barrera divisoria del mar y el río Imperial. Quienes ahí se encontraban, señalaban que trataban de salir de sus carpas, pero olas de agua les llegaron, frente a eso solo había desesperación y gritos especialmente de niños, lo que llevó a que pescadores de la caleta tomaran sus botes y entraran al río para intentar sacar al menos a esos niños que se escuchaba llorar, la noche era oscura, estaba nublada y sin luna, el río corría fuerte hacía el norte, las embarcaciones se iban a la deriva, razónclip_image004 por la cual luego del rescate de algunas personas se decidió continuar con dicha labor una vez que amaneciese.

Cuando ya aclara y tras varias horas de ocurrido el terremoto, es posible comenzar a recorrer el pueblo, vemos grietas en los muros de contención del río y con ello comenzamos a notar la magnitud de lo que se vivió, el camino hacia la playa se partió en dos, quedando utilizable solo en una vía, por ese mismo sector observamos el mar que se encuentra turbio y con un fuerte oleaje y el cerro que acompaña a este mar se encuentra trizado. clip_image006

Durante el día el pueblo está vacío, intentamos conseguir agua, la cual es repartida por bomberos y por camiones municipales, la gente que no está acampando sobre el cerro es llevada a albergues preparados para la población, si bien las casas están en pie, nadie quiere bajar por temor al mar. Los comerciantes y pescadores, llevan su ayuda a los albergues y campamentos, este día todo se vive sobre el cerro, al mar nadie se acerca.

Hacia el sector rural nos vamos enterando que no hubo mayores daños, lo más perjudicado son los caminos puesto se han trizado o hundido, quienes viven cerca del mar también se refugiaron en los cerros altos o treng treng, hay quienes en el amanecer comenzaron a hacer rogativas para que el mar no saliera y la tierra se calmara.

Quizás esta zona no fue devastada ni sufrió daños materiales considerables, sin embargo, el renacer de los temores frente a la fuerza del mar y el recuerdo del pasado afectan de manera mucho más fuerte a las personas, Puerto Saavedra ya sufrió esto una vez y le significó un cambio rotundo en su geografía y en su desarrollo como puerto, esta vez se espera que no vuelva a ocurrir lo mismo, es por esto que aun con mucho temor el día lunes comienzan a bajar unos pocos de los cerros, no obstante, se tiene todo preparado para subir a ellos en cuanto sea necesario…





Conflicto de Mehuin

15 12 2009

María de los Ángeles Alliende[i]


clip_image002Desde hace más de trece años que comenzó en Mehuín un conflicto de raíz medioambiental con la planta Valdivia de la Empresa de Celulosa Arauco y Constitución (CELCO). A pesar de las múltiples clausuras, paralizaciones, cuestionamientos de distintos sectores de la sociedad y multas aplicadas por el Estado (entre ellas la relacionada con la contaminación del santuario de la naturaleza Carlos Andwandter), CELCO sigue insistiendo en llevar a cabo su proyecto de instalación de un ducto de descarga de riles (residuos industriales líquidos que contienen grandes concentraciones de elementos contaminantes) en la Bahía Maiquillahue.

Mapa emisario planta Arauco Valdivia

El proyecto ha sido visto por la comunidad que habita en el borde costero de la Bahía como una amenaza no sólo a su fuente de trabajo y alimentación, sino que también como una amenaza a una forma de vida históricamente ligada al mar. Es así como, en un comienzo, el conflicto provocó una unificación y movilización social masiva en la comunidad. Los “defensores”, agrupados en el Comité de Defensa del Mar, decidieron poner en práctica la estrategia de evitar la toma de muestras en la bahía para la realización de estudios de impacto ambiental que pudiesen ser presentados a la COREMA de Los Ríos y los expusiera a la aprobación del proyecto. La preocupación en torno a esto tiene que ver con la normativa ambiental, la que estipula que es la propia empresa la que debe encargar, contratar y costear dichos estudios. Esto deja un espacio de acción a la empresa para que encargue los estudios de impacto ambiental que sean favorables a sus objetivos productivos.

Para el Comité de Defensa del Mar, la única alternativa con efectiva incidencia es  la organización para la vigilancia del mar y la activa atención a procesos legales y políticos relacionados con la normativa ambiental y pueblos originarios de parte de los dirigentes. Esta ha sido llevada a cabo con el apoyo de pescadores del borde costero tanto de la XIV Región como de la IX Región, donde destaca la caleta de Queule. La comunidad defensora ha entendido que las decisiones en cuanto a proyectos de este tipo se toman en espacios donde ellos tienen poca influencia, y considera que la idea de participación que contiene el sistema de evaluación de impacto ambiental se torna en algo engañoso.

clip_image004La estructura original de la defensa, junto con las relaciones interpersonales en la comunidad, comenzaron a cambiar cuando, a comienzos del 2007, empiezan las negociaciones entre los sindicatos (liderados por sus dirigentes) y la empresa CELCO. Los sindicatos de Mehuin se atomizan, surgiendo nuevas y diversas organizaciones con la finalidad de obtener mejores negociaciones. En este contexto, los pescadores, sin adherencia étnica y sujetos a una economía frágil como es la pesca artesanal, fueron fácilmente manipulados. Es en este momento que el Comité, ubicado en el sector de la caleta de Mehuín, pierde gran parte de sus miembros y se traslada al sector de Missisipi, al otro lado del río Lingue, manteniéndose en la defensa y conformándose principalmente por las comunidades mapuche lafkenche de la comuna. Es así como, junto con otros procesos, la lucha opositora al proyecto del emisario de descarga al mar de Mehuín adquiere un importante carácter étnico.

A lo largo de toda esta historia de conflicto se han presentado enfrentamientos. Un hecho que es destacado cuando se busca caracterizar el aspecto violento de la movilización por la defensa del mar, es el ocurrido el año 2006, cuando aún la comunidad se unía para enfrentar la amenaza representada por la empresa forestal. Doce embarcaciones de pescadores artesanales se enfrentan con una escolta de embarcaciones de la Armada de Chile, logrando, después de horas de navegación, expulsar a una embarcación contratada por CELCO para hacer estudios de impacto ambiental.[1]

En ese momento, la población ubicada en Missisipi se encontraba sitiada con una fuerte presencia de Carabineros. Algunos nunca habían visto un arma de fuego antes. Durante este periodo y los años que siguieron, han ocurrido diversos ataques y amenazas a defensores (tanto a hombres como a mujeres), entre ellas, la recibida por el vocero del Comité cuando, durante un enfrentamiento con funcionarios de Carabineros de Chile y de la Armada de Chile ocurrido el 29 de septiembre de 2009, un marino desenfundó amenazante su arma de servicio para proteger a quienes pretendían la toma de muestras[2].

Hay dirigentes que además definen al conflicto como una guerra sicológica donde la  división  de la comunidad es parte de la estrategia. La empresa ha logrado manipular con la  oferta de dinero a cambio de apoyo, lo que se expresa de diversas formas, desde el amedrentamiento a defensores hasta ceder solapadamente espacios de bordecostero solicitados por comunidades  indígenas. Sin embargo, a pesar de que se ha tenido que hacer frente a diversas  amedrentaciones e injusticias desde laArmada, Carabineros y desde la legislación ambiental vigente en el país, no se ha logrado desarticular a la defensa y aún el comité se encuentra activo y firme en su convicción.

clip_image008El convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas firmado hace unos meses y la ley 20.249 que crea espacios costeros marinos de los pueblos originarios son vistos como herramientas para la defensa de una forma de vida fuertemente arraigada en un territorio, siendo lo territorial central en la historia y construcción de la identidad mapuche lafkenche.

Es así como desde el Comité se sostiene una lucha que no ha empezado ni termina con el conflicto con Celco, pues va más allá, teniendo que ver con la firme intención de mantener y reproducir la cultura mapuche lafkenche en la tierra que le pertenece.


[1] Ver video en: http://www.youtube.com/watch?v=tEfhphelfEM&feature=related

[2] Ver video en: http://www.youtube.com/watch?v=zF9zeh7NpY8&feature=related

[i] Egresada de Antropología, Universidad Academia de Humanismo Cristiano; Tesista del Proyecto Fondecyt N° 1095024 “Conmemoraciones y Memorias Subalternas”.





Vida Social de la Merluza Austral

2 06 2009

Presentamos aquí el trailer del video sobre la pesca artesanal en Puerto Gala (XI Región de Aysén, Chile) que está siendo desarrollado en el marco del Proyecto "Vida Social de la Merluza Austral" del Núcleo de Investigación de la Realidad Insular (NIRI) de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, y ha sido financiado por la Dirección de Estudios de esta misma casa de estudios. El video muestra la historia de la localidad y la manera en que la explotación de los recursos, las vicisitudes de la comercialización mundial de la merluza, las leyes estatales y las presiones de las pesqueras industriales han influido en su forma de vida. El trabajo ha sido realizado por un equipo compuesto por Cristian Morales Pérez, Rodrigo Díaz Plá y Guillermo Brinck Pinsent.