Talleres de des-información sobre Consulta Indígena

12 07 2011

Natalia Caniguan

El gobierno se ha empecinado en la realización de una consulta indígena a nivel nacional, a pesar de que múltiples organizaciones y comunidades se han opuesto a ella (inclusive se opuso la Mesa de Diálogo que hace unas semanas se reunió con el presidente para entregarles sus propuestas). A pesar de esta “oposición generalizada”, a comienzos de mes se dio inicio al proceso informativo de la consulta indígena, el que busca la realización de talleres en las comunas tanto de la IX región como del resto del país, para dar cuenta de qué tratará la consulta y qué es lo que se consultará.

Hay comunas como Galvarino y Lumaco, en los que el rechazo a esta iniciativa es tal que los comuneros no asistieron a dichas reuniones, mientras que en otras comunas, con cierta reticencia y desconfianza se han realizado. Pero qué es lo que ocurre realmente en esos talleres, qué información se entrega, es lo que buscaremos mostrar a continuación.

Saavedra, como es sabido, es una comuna con una alta cantidad de comunidades mapuche, algunos de sus dirigentes son partícipes de la mesa de diálogo que se ha efectuado con el gobierno, y al igual como en todas las comunas de la región durante la primera semana de Julio se realizó un taller sobre la consulta indígena.

La convocatoria a dicho taller fue realizada por los medios de comunicación locales y por invitación de los dirigentes, a pesar de ello, l día de la realización del taller (01 de Julio) la llegada de los comuneros fue lenta y desmotivada, la reunión que debía comenzar a las 9 de la mañana, dio inicio recién pasadas las 11 de la mañana, luego de servir un sinnúmero de cafés y dar panes a la gente para que no se les fuera por la espera que había, además de cómo suele ocurrir, cancelarles los pasajes de los buses desde sus comunidades (como medio de garantizar su asistencia)

Muchos dirigentes no entendían bien de qué se trataba dicho taller, es más, casi ninguno de quienes asistimos teníamos mucho conocimiento de qué ocurriría, no entendíamos si esto era ya la consulta, qué implicaba nuestra asistencia a dicha instancia, y qué se buscaba con esto.

Una vez que comienza el taller se comienzan a exponer los temas sobre los cuales tratará la consulta indígena, mostrando para ello videos casi “didácticos” para entender sus propósitos, el primer tema a exponer es el Reconocimiento Constitucional, mostrándolo como la gran obra del gobierno y como fruto de su interés en los pueblos indígenas, cuando exponen el nuevo texto constitucional (qué no sabemos a quién se le consultó) comienzan a surgir los cuestionamientos y críticas. El nuevo texto señala que “la Nación Chilena es una, indivisible y Multicultural” frente a los que algunos comuneros se preguntan qué ocurre con la Nación Mapuche, y es más preguntan sobre quién redacto dicho texto. De parte de los expositores observamos caras de incertidumbre y frente a los cuestionamientos solo señalan “para eso es este taller, para que ustedes hagan conocer sus observaciones y propuestas y nosotros se las pasemos al Presidente”.

Tras esta respuesta, comienzan a surgir nuevas preguntas y qué tienen que ver con algo central ¿para qué se está realizando este taller?. Se pide se explique bien la idea de estar ahí reunidos, a esta altura, nadie entiende nada. Se hace oídos sordos de parte de quienes exponen y se continúa explicando los temas de la consulta. Se pasa así al segundo tema a tratar que es la creación de una nueva institucionalidad, es decir, modificar Conadi por una Agencia de Desarrollo y la Creación de un Consejo de Pueblos Originarios, nuevamente se muestra un video educativo, y llega la hora de las preguntas, donde se repite una situación bastante parecida a la anterior, las preguntas tensionan el ambiente, los expositores repiten su respuesta estructurada “para eso es este taller, para que ustedes hagan conocer sus observaciones y propuestas y nosotros se las pasemos al Presidente” y los presentes nos miramos con cara de “esto no está funcionando”.

Nuevamente se pide se explique qué se hace ahí, cuál es el objetivo de este taller, ¿entregar información?, ¿enviar propuestas?, pero ¿a quién?, ¿qué ocurrirá con esas propuestas? Y lo más importante, ¿de dónde surgieron las propuestas que se están presentando?

A esta altura los expositores deben reformular sus presentaciones, y comenzar por lo qué era lo más obvio, explicar el objetivo del taller (según su programa eso se haría al finalizar las exposiciones). Entonces comenzamos a saber para qué se citó a esta reunión. Según lo que se expone, este es un taller introductorio para que los dirigentes den a conocer a sus comunidades el contenido de la consulta indígena, y aquí se viene el ofertón que hará se calmen por un momento los ánimos, el gobierno dará dinero a las comunidades para que se reúnan, este anuncio sin duda genera interés, ¿de cuánto dinero estamos hablando? ¿todos serán beneficiarios?, etc….

Ahora, en términos reales, ¿de qué se trata dicho “apoyo económico” para las comunidades?, y aquí comenzamos con la letra chica, se señala se entregaran 500 mil pesos a comunidades que organicen jornadas informativas sobre la consulta indígena, dichos fondos serán concursables y para su postulación se debe cumplir una serie de requisitos comenzando por el hecho de que la comunidad organizadora debe a su vez reunir a 10 comunidades más para realizar dicha jornada, estar inscrito en los registros de Conadi y así una serie de antecedentes otorgados en su mayoría por dicha institución. Qué es lo que se puede realizar con dichos fondos es otro tema de interés, y tal como lo señala una de las expositoras “este dinero es para que se junten, se paguen los pasajes, tomen matecito y conversen”, de manera somera se señala que también es posible contratar profesionales de confianza de las comunidades para que los asesoren en la formulación de propuestas y en entender la consulta, a la vez que los mismos que dictan este taller se ofrecen como posibles asesores para las comunidades.

Tras este anuncio, los dirigentes presentes retoman el interés por el taller, ya se sabe se podrá sacar algo de esta actividad, y así se pasa a revisar los siguientes temas presentes en la consulta que tienen relación con la realización de Procesos de Consulta y Participación y la inclusión de la consulta sobre el nuevo reglamento de Sistema de Evaluación Ambiental que ahora considerará la presencia de población indígena dentro de sus estudios y evaluaciones de impacto ambiental a realizar.

Ya tras varias horas de escuchar, el taller llega a su fin, en términos concretos hay poca claridad de los contenidos tratados y del real objetivo del taller, se nos hace entrega de un sobre con la información expuesta, y con formularios para ser presentados con propuestas y observaciones, dichas propuestas se deben presentar hasta el mes de septiembre a Mideplan, habrá que ver si se leerán, y se consideraran o se seguirá con una consulta no representativa ni avalada por las comunidades ni organizaciones indígenas del País, que no se sienten representadas ni mucho menos consultadas dentro de todo este proceso.


Anuncios





El gobierno y la realización de una consulta indígena.

31 03 2011

 

Natalia Caniguan

 

En septiembre del año 2009 el Gobierno de ese entonces, ratifica la entrada en vigencia del Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales, un año más tarde, dicho convenio comenzaría a ser puesto en práctica. Dentro de los principales aportes encontramos en el Convenio 169 está el derecho a consulta a los Pueblos Indígenas, proceso que se debiese llevar a cabo cada vez que haya temas que les afecten en sus territorios. La aplicación del Convenio 169 en nuestro país no ha estado exenta de polémicas, el gobierno de Sebastián Piñera deberá presentar nuevamente las memorias de su aplicación, debido a que no se condicen con las memorias presentadas por organizaciones indígenas, de manera alternativa a la entrega oficial que debía hacer el gobierno. Actualmente, la realización de una consulta indígena, vuelve a relevar el tema de la implementación del Convenio 169 en nuestro país.

A inicios de marzo del 2011, durante la realización de una nueva versión de las “Mesas de diálogo con el Pueblo Mapuche”, el gobierno anuncia que invertirá alrededor de 400 millones de pesos para llevar a cabo un proceso de consulta para dar paso a su mentado proyecto de reformulación de la institucionalidad indígena existente, es decir, la transformación de  CONADI en una Agencia de Desarrollo Indígena, además conocer la opinión de los pueblos indígenas acerca del proyecto de Reforma Constitucional que se desea enviar al Congreso y finalmente sentar las bases para lo que será un  proceso de consulta permanente con los Pueblos Indígenas, dando respuesta así a la aplicación del Convenio 169 en Chile.

Esta “buena voluntad” de parte del gobierno,  no obstante, se encuentra cargada de una serie de hechos que la han puesto en la palestra y en base a los cuales se han presentado una serie de cuestionamientos. Para comenzar, se aduce que la consulta será efectuada bajo el Decreto 124 de Mideplan, decreto creado durante el Gobierno de Michelle Bachellet; por el Encargado de asuntos indígenas, de ese entonces, el ministro José Antonio Viera Gallo.

El Centro de Políticas Públicas – Ceppdi –  llevó a cabo un análisis de dicho decreto, notando la presencia de una serie de irregularidades que vulneran el derecho a consulta de los Pueblos Indígenas, además de no cumplir con los objetivos y lineamientos propuestos por el Convenio 169[1].

E Decreto 124 busca “regular la obligación de las organizaciones de la administración del Estado de escuchar y considerar la opinión de las organizaciones indígenas cuando traten materias que tengan injerencia o relación con cuestiones indígenas”, dicha definición que pone acento en el escuchar a las organizaciones que se vean afectadas más adelante señala que la consulta será aplicada, siempre que los organismos de estado lo consideren pertinente – sin considerar la necesidad de consulta surgida desde las organizaciones – y tendrá relación con la medidas legislativas o administrativas (donde se incluye planes o programas que les afecten).

En cuanto a los tiempos en que se desarrollen dichas consultas, se señala que en el caso de medidas legislativas, la consulta podrá realizarse en forma previa a su envío al congreso e inclusive mientras dichas medidas se encuentren en proceso de tramitación legislativa. En el caso de las medidas administrativas la consulta deberá realizarse de manera previa a la aplicación de tales programas o planes, no obstante, de ser necesario por motivos de funcionamiento del órgano ejecutor, esta puede no realizarse en dicho momento.

En lo que respecta a los proyectos de inversión, que cada vez más se asientan en territorios indígenas, este decreto no estipula la realización de consulta para su eventual realización ni instalación de grandes obras en territorios indígenas; más bien se señala que estos proyectos se rigen por sus propias normativas sectoriales, lo que no da cabida a este tipo de consulta ni a la consideración de las poblaciones indígenas y sus opiniones.

Otro elemento que sin duda llama la atención, es lo que ocurre con los resultados obtenidos de la consulta, así el decreto 124 estipula que la consulta debe ser realizada con la finalidad de llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento respecto de las medidas propuestas, lo que implica la voluntad de efectuar las adecuaciones que sean razonables, posibles, necesarias y pertinentes a los pueblos indígenas, sin que ello impida la realización de aquellas. Dicho enunciado sin duda genera cuestionamientos respecto al carácter vinculante de la consulta, más aún cuando el actual encargado de Asuntos Indígenas del Gobierno, Sebastián Donoso, reconoce públicamente que la consulta que se realizará no será vinculante, inclusive señala que de no tener apoyo respecto a los cambios que quieren realizar en Conadi, estos se realizarán de todas maneras[2].

Dichas declaraciones no pasaron inadvertidas, tanto para el propio gobierno como para las organizaciones indígenas que ven con esto una vez más pasados a llevar sus derechos.  Es de esperar entonces, que el gobierno asuma esta consulta con responsabilidad y no como el mero acto de dejar hablar a las organizaciones pero sin escucharlas. La consulta debiese efectuarse de la manera más inclusive y vinculante posible, para que realmente tenga sentido su realización.

Sin duda, son muchos más los cuestionamientos existentes, no obstante, se resuelven con la voluntad del gobierno y el real compromiso de aplicar en forma plena el Convenio 169, el cual si bien no explícita formas de consulta, otorga lineamientos que es necesario seguir y considerar para llevar a cabo el trabajo de una manera adecuada. El actual gobierno ya ha recibido observaciones de parte de la OIT acerca de sus memorias sobre la implementación del Convenio 169 en Chile, también ha recibido recomendaciones de parte del Relator de Asuntos Indígenas James Anaya respecto a las formas de actuar y proceder con los pueblos indígenas, es por tanto, el momento de que se comience a dar un verdadero trabajo respecto a los Pueblos Indígenas y sus derechos como tales.

 

 


[2] Diario Austral, Lunes 28 de Marzo de 2011. Pág. 7





Jorge Retamal Rubio, de director de Corfo a Director de Conadi.

25 01 2011

Producto de la deficiente gestión que hubo en Conadi durante el año 2010, hecho que se reflejó de manera clara en la no ejecución del presupuesto asignado, debiendo hacer devolución de cerca de 35 mil millones de pesos a las arcas fiscales, Francisco Painepan, hasta entonces director de esta institución, presentó a inicios de mes, su renuncia a la dirección de Conadi, la cual se volvió efectiva el día 24 de enero, cuando asumió como nuevo director Jorge Retamal Rubio.

 

El anuncio de su designación se realizó en el Consejo de Ministros realizado en la Araucanía el pasado 14 de enero, instancia en la cual se reunieron los ministros de  cultura Luciano Cruz Coke, de planificación Felipe Kast, de la secretaria general de la presidencia Cristian Larroulet, de agricultura Jose Antonio Galilea, de Bienes Nacionales Catalina Parot y de Economia Juan Andres Fontaine, junto al intendente Andres Molina. Dicho encuentro fue organizado para que estas carteras asumiesen e incluyesen dentro de sus líneas de trabajo la temática mapuche.

 

Jorge Retamal Rubio, no posee ascendencia indígena y señala tampoco tener militancia política en ningún partido, es ingeniero y hasta entonces se desarrollaba como director de la Corfo en la región de la Araucanía, además, participó de la elaboración del Plan Araucanía, encontrándose a cargo de la generación de políticas públicas orientadas al mejoramiento de la calidad de vida de la población indígena, por medio del establecimiento de alianzas entre las comunidades mapuche y los empresarios que deseen invertir en la zona.

En sus primeras entrevistas dadas a los medios de prensa local, ha señalado que enfocará el trabajo de Conadi en tres ejes estratégicos, el primero de ellos tiene relación con la elaboración de una agenda indígena para el Consejo de Ministros, que buscará incluir los temas más importantes a abarcar por cada cartera ministerial.

La segunda línea de acción tiene relación con la reestructuración de la Conadi, la cual supone la creación por una parte de una Agencia de Desarrollo Indígena, encargada de llevar a cabo la ejecución de las políticas públicas. Por otra parte, se creará un Consejo indígena, que será el órgano representativo de las comunidades y por medio del cual se canalizarán las consultas participativas.

Finalmente, el tercer objetivo de trabajo tiene relación con el mejoramiento de la ejecución presupuestaria, en tanto la mayor crítica realizada al director saliente fue el no utilizar a cabalidad el presupuesto asignado. Frente a esto, Jorge Retamal ha dicho que durante el 2011 se gastaran los 71 mil millones destinados para esta institución. Dentro de esta línea y en lo que respecta al cuestionado Fondo de Tierras, ha indicado que continuará existiendo dicho fondo como tal, con las dos líneas de financiamento existente, además de la inclusión del apoyo productivo, que según se anunció en el Consejo de Ministros, significará un acompañamiento a las comunidades por 5 años.

Ha resaltado también su interés en volver la Conadi una institución cercana a las comunidades, razón por la cual señala potenciará el trabajo en terreno y el diálogo con las comunidades, incluyendo a las comunidades más radicalizadas, que durante la gestión de Francisco Painepan, no fueron consideradas.

Frente a su nombramiento, la Alianza Territorial Mapuche indicó por medio de sus voceros que esperan ver a Jorge Retamal en terreno solucionando sus problemas, inclusive señalan que de hacer bien su gestión, su condición de no indígena no tendrá relevancia.

Por su parte, el ministro de Mideplan, Felipe Kast aseguró que la nominación de Jorge Retamal responde al primer paso de la implementación de la agencia de desarrollo indígena, que reemplazaría a la CONADI, que sería como una especie de CORFO indígena (Radio Bio Bio 14 de enero)

 

El nombramiento de Jorge Retamal Rubio, busca seguir con los lineamientos planteados desde el Gobierno Central respecto a los Pueblos Indígenas y en el caso del Pueblo Mapuche, en correspondencia con el Plan Araucanía, se concentra el trabajo y el énfasis en los temas productivos y el microemprendimiento, como forma de dar solución a las demandas de los Pueblos Indígenas. Su experiencia en la dirección de Corfo sin duda incidirá de manera directa en la manera de ver el tema indígena y en la forma de abarcarlo.

 

Finalmente, si bien este es el tercer director de Conadi que no posee ascendencia indígena, sin duda, este será un tema que será preponderante al momento de comenzar a evaluar su gestión y que incidirá al momento de reunirse con las comunidades y las soluciones que plantee, sobre todo en aquellas más radicalizadas.





The Mapuche Wikileaks links.

16 12 2010

 

Lamentable e increíble, mas bien insólito: el Embajador de los Estados Unidos en Chile tenía una opinión claramente mas lúcida e inteligente sobre el llamado “conflicto mapuche” que las elites políticas criollas.

Su crítica a los medios de comunicación que denomina “conservadores”, esto es, todos los medios de comunicación (con la excepción supondremos de The Clinic) y el “agrandamiento” del fenómeno, es coincidente con la que muchos, mapuches y no mapuches, hemos realizado durante estos años. Ha sido una década de criminalización de la causa mapuche. Porque hasta el año 1997, nadie se recuerda, el Diario El Mercurio levantó algunas figuras románticas y anti sistémicas mapuches que le servían para hacer oposición a la Concertación. Pueden buscar los lectores entusiastas un famoso reportaje de una niña periodista de mucha fama en esa época, que participaba en una toma de fundos en la localidad de Cajón junto a Aucán Huilcamán. La aventura era contada como algo maravilloso. Por cierto que el Decano no hace meas culpas, ni tampoco se responsabiliza de nada.

La Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza hace ya años analizó los noticiarios de la Televisión, de todos los canales, y se dio cuenta que aunque se tratara de noticias mapuches neutras e incluso de evidente no violencia, las imágenes que se usaban eran las mismas: enmascarados arrojando piedras, fuego e incendios, ambiente de guerra y terror. Las imágenes eran viejas, pero las seguían utilizando sin cambiarlas, año tras año Como en el juego del “aprendiz del brujo”, los mismos que promovieron la campaña se convencieron de lo que habían inventado y luego se asustaron con ello. Asustados fueron a la Embajada a ver si existían contactos terroristas internacionales y pidieron ayuda. Se asustaron de su propio susto. Lamentable.

El Embajador de Estados Unidos señala que la campaña presidencial del candidato Sebastián Piñera ha estado marcada por esta obsesión. Son terroristas, se dijo y repitió, están conectados a grupos terroristas internacionales, en fin, toma y sigue. El candidato en Temuco ofreció “mano dura” y ante el ambiente ya convencido de temucanos asustados, ganó ampliamente las elecciones. No se prometió el desarrollo de la Región, sino que se jugó con el miedo ya introducido por una década y media de “campañas del terror.”. Francisco Huenchumilla, prestigioso abogado mapuche chileno, ex diputado de la Democracia Cristiana, y Alcalde de Temuco, que pretendió moderar los discursos y dar un marco de cordura a la cuestión mapuche perdió la senaturía. Le ganó un candidato que no habló del tema y que manipula en forma eficiente sus clientelas cautivas. En la provincia de Malleco el candidato al senado Alberto Espina, en cambio arrasó prometiendo “mano dura” a la amenaza terrorista.

Dice el Embajador de manera textual en los Wikileaks capturados:

“El candidato presidencial de la oposición, Sebastián Piñera, ha declarado que “la Araucania arde en llamas”. Los principales periódicos chilenos, que son generalmente conservadores, publican muy a menudo en primera página reportajes sobre este conflicto”, y agrega, “la destrucción de propiedades, que supone la inmensa mayoría de las acciones ilegales de los mapuches, se presenta frecuentemente a todo color con descarados titulares y a veces una cobertura muy superior a la que se da a crímenes mucho más graves cometidos por chilenos no indígenas”.(Diario El Mostrador, 14 de diciembre del 2010).

Ante estas filtraciones el Senador Alberto Espina, señala, “Las políticas de la Concertación en esta materia fueron lamentablemente muy negativas. No trajeron beneficios ni ayuda, ni resolvieron las materias de tierra de las comunidades (…) es un juicio político … que representa lo poco y nada que se hizo en el gobierno anterior respecto a las comunidades mapuches y que se reflejó en el largo distanciamiento que la Araucanía ha tenido en las elecciones presidenciales con los gobiernos de la Concertación”, concluyó el parlamentario ( Diario El Mostrador, 15 de Diciembre del 2010)

¿ Serán las políticas llevadas a cabo las que provocaron “el largo distanciamiento que la Araucanía ha tenido en las elecciones presidenciales con el Gobierno de la Concertación” o aquí hay un enorme éxito de campañas orquestadas en las cuales cayeron incluso muchos o la mayoría de los mismos personeros de la Concertación?

Los Wikileaks tienen la ventaja de mostrarnos las políticas que se hacen en los bastidores, en las telarañas escondidas y a veces podridas del poder. No cabe mucha duda que el Ministerio del Interior del Gobierno de Bachelet se dejó convencer por estas prédicas amenazantes y actuó en consecuencia. Acusó el golpe mediático sin siquiera darse cuenta, como ya lo había hecho el subsecretario del interior del Presidente Lagos Jorge Correa Sutil al condenar como delitos terroristas lo que ocurría en el sur. Allí comenzó el éxito de la campaña auspiciada por el Diario El Mercurio, como señala el Embajador. Detrás de la campaña me temo que estaba el conocido Instituto de extrema derecha llamado “Libertad y Desarrollo” en que el tema mapuche estaba a cargo de la actual Ministra vocera de Gobierno Señora Ena Von Baer. Ella como candidata al Senado por Temuco tuvo el mismo discurso de mano dura de su candidato a la presidencia. Perdió por muy escasos votos frente a un contendor impecable: había sido el Alcalde designado, no elegido, de esa ciudad durante la Dictadura de Pinochet.

El Embajador de los Estados Unidos en Chile, mucho mas prudente dice que la mayoría de las demandas mapuches “son razonables” y califica a algunas de ellas, pocas insiste, de “fantasiosas”. Pero se da la capacidad de observar que en todos estos tipos de movimientos hay quienes tienen “demandas fantasiosas”, mostrando que conoce, o sus asesores, lo que ocurre en otras partes del mundo. Y agrega que “las comunidades mapuches están desorganizadas”, lo que es un correcto diagnóstico, y que “… los sucesivos Gobiernos de la Concertación han desarrollado una política indígena chapucera, a la que se concede poca importancia y que es incapaz de establecer y alcanzar objetivos realistas”, señalando que el gobierno de Patricio Aylwin logró mejorar las condiciones de los pueblos indígenas que se habían deteriorado durante la dictadura de Augusto Pinochet, “pero la situación progresó muy poco en los siguientes 16 años, contribuyendo a la visión mapuche de que el Estado chileno lleva 100 años rompiendo las promesas que les hacen”.

Los que alegan que estos Wikileaks son “cahuines” no están muy acertados. Con lenguaje coloquial este Embajador dice una verdad y media. Felipe Harboe que era el Subsecretario de Interior y hoy diputado, dice: “Aquí se habló abiertamente por parte de un grupo político de este país de que la comunidad mapuche tenía vínculos operativos con las FARC, eso fue lo que dijeron….hoy se establece una opinión respecto de una embajada importante para nuestro  país que dice que no habría este tipo de vínculos”. Para las elites políticas criollas, de todos los colores, transversalmente,los mapuches no tendrían la capacidad de llevar a cabo acciones y propuestas políticas de manera autónoma. Es por ello que cada vez que observan algún éxito mapuche corren a buscar a los asesores extranjeros. Hay una idea racista: los mapuches son poco desarrollados y si hacen alguna acción política significativa es porque están inducidos, adoctrinados o asesorados por fuerzas externas, obviamente mas capacitadas como son los vascos o las FARC. Pura ideología racista, como es evidente.

Harboe agrega, “Quienes están en el gobierno se dan cuenta de lo difícil que es gestionar los temas de seguridad con la debida prudencia y con la información adecuada, para no cometer errores. Cuando se llegó a plantear así dije que no era prudente”, con lo cual está reconociendo que efectivamente ocurrieron los hechos descritos por Wikeleaks.

Las fronteras ideológicas en estas materias no son las mismas que las que propone el sistema binominal de Concertación y Alianza de derecha. Hay continuidades y traslapos. Una parte del Gobierno de la Concertación, el Ministerio del Interior concretamente, y la derecha estaban trabajando sobre las mismas coordenadas: la protesta mapuche es de carácter terrorista y probablemente esté relacionada con fuerzas terroristas internacionales. Esa fue la tendencia dominante.

Pero los archivos desclasificados por Wikileaks muestran una segunda tendencia, que estaría a nuestro modo de ver ubicada cercana a la Presidencia de la República de esa época. Como se recordará, a raíz del asesinato de un joven comunero mapuche se resolvió constituir una suerte de “Comisario” especial para ver los temas indígenas que estaba por encima de la institucionalidad ordinaria del Estado y que dependía directamente de la Presidencia de la República. Allí se nombró a uno de los más altos asesores de la Presidenta, el sociólogo Rodrigo Egaña Barahona quien llevó a cabo el plan denominado “Re conocer”. Este programa sacó del canasto de los papeles el Informe de la Comisión de Verdad Histórica y Nuevo Trato y volvió a asumir o intentar asumir, los temas políticos en las relaciones entre el Estado y los Pueblos Indígenas.

Podríamos decir que esas dos tendencias políticas eran incompatibles. Alguien podría decir que era un asunto solamente de oportunismo. Por un lado desde el Gobierno Interior se condenaba por terrorismo a los mapuches y sus organizaciones y por el otro lado se hablaba, con un alto nivel de ingenuidad, de reconocer sus demandas de autonomía. Las mismas demandas que el Embajador de Estados Unidos consideraba “fantasiosas”.

Sin embargo en el legado de la Presidenta Bachelet, junto a los comuneros asesinados y los presos mapuches acusados de terrorismo, y sus Huelgas de hambre, va a quedar la aprobación del Convenio 169 de la OIT como el logro jurídico principal del período. Y esto fue gracias a las políticas que se llevaron a cabo desde el otro lado del mismo Palacio de La Moneda, desde el famoso “segundo piso”. La importancia de la aprobación de este Convenio es muy grande y para muchos implica un antes y un después en las cuestiones referidas a los derechos indígenas.

Llama la atención que frente a las cuestiones indígenas las posiciones políticas cruzan todos los espectros gubernamentales y políticos partidarios. Los Wikileaks señalan las distinciones que hacía el Embajador norteamericano, entre el Ministerio del Interior y “el secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo, (que) tiene razón cuando afirma que el imperio de la ley en la región está perfectamente asegurado y que esos ataques, aunque preocupantes e ilegales, siguen siendo esporádicos y contra propiedades, no contra personas”. Fue justamente esa repartición que jugando con una supuesta carta que explicaría y limitaría las reglamentaciones del Convenio 169 logró su aprobación en el Congreso y luego en el temido Tribunal Constitucional. Finalmente no hubo aclaraciones y se lo ha promulgado, ratificado y depositado en la OIT y es ley de la República.

Pasa algo semejante con el actual Gobierno que mientras Espina y sus Malleco Boys, entre ellos suponemos el ahora denominado Ministro “Larroulef”, (interesante broma interna de ambiguo contenido), originario según dice de Puerto Saavedra, predican el Plan Araucanía que percibe a los mapuches como un conjunto de personas pobres, el diputado de la UDI Gonzalo Arenas despotrica: “…..podemos tomar decisiones rápidas en lo que siempre nuestras autoridades han creído es el principal problema del pueblo Mapuche, esto es,  la pobreza.  Así, cuando desaparezca la pobreza ya no existirá el problema Mapuche; entonces, a trabajar con Mideplan, a implementar el Plan Araucanía, esperemos que suba el per cápita regional y se acabo el problema…. Es lo más ingenuo…”

Han pasado ya tres meses desde que terminó la Huelga de Hambre de los Presos Políticos mapuches y como siempre el olvido se transforma en costumbre. Los Wikileaks nos han traído nuevamente el tema. Nos dicen ni mas ni menos que las elites han construido relaciones e imágenes inter étnicas tan evidentemente falsas que un observador externo tan poco perpicaz como suelen ser los Embajadores norteamericanos, se da cuenta. Esas imágenes obviamente condicionan y a veces matan. Los chilenitos que nos creemos tan inteligentes, tan capaces, nos vemos desnudos en estos Wikileaks. Bienvenidos sean.

José Bengoa






“El terrorismo siempre es y ha sido una construcción del Estado”

10 08 2010

José Bengoa conoce como pocos al Pueblo Mapuche. Ha estudiado su historia y entrevistado a grandes dirigentes sociales y políticos, experiencia que ha plasmado en una extensa bibliografía que habla de despojo y colonialismo. A un mes de iniciada la huelga de hambre de presos mapuches acusados de terrorismo, entrevistamos al destacado académico.

PEDRO CAYUQUEO – TEMUKO, WALLMAPU – 09 / 08 / 10

Leer Artículo Completo en http://www.azkintuwe.org/agost092.htm